CUSCO TRAVEL.:. Apu Cusco Travel

tours en la ciudad del cuscoCusco es una ciudad hermosa con una arquitectura colonial bien conservada, la evidencia de una historia rica y compleja. Cusco tiene una combinación de arquitectura inca con los vestigios de la influencia española la cual enamora a todo aquel que la visita.


Cuenta con excelentes hoteles, muy buenos restaurantes y una gran variedad de oferta de artesanías, la ciudad guarda rincones hermosos que vale la pena visitar: iglesias, plazas y barrios tradicionales La ciudad en sí representa el centro de la cultura quechua en los Andes, y con sólo caminar por las calles se ven las capas de la historia. Edificios coloniales españoles erigieron directamente una línea arriba Inca muros de la plaza, mientras que los adornos modernos locales nocturnos para turistas. Situado en el sureste de Perú, cerca del Valle de Urubamba de la cordillera de los Andes, es la capital de la región de Cusco, así como la provincia de Cusco.

Cusco es también el punto de partida para recorrer el Valle Sagrado de los Incas, el circuito de sitios arqueológicos cercanos a la ciudad (Sacsayhuamán, Kenko, Puca Pucara y Tambomachay) y el bello circuito sur (con pueblo y sitios incas impresionantes como Andahuaylillas, Tipón y Racchi). No se lo puede perder.


VALLE SAGRADO

valle sagrado de los incasSu portentosa geografía y la abundancia de sus recursos hicieron del valle del río Vilcanota el lugar ideal para el desarrollo de la cultura Inca. Hoy, los pueblos a lo largo del río sagrado siguen otorgándole al valle de los incas un encanto difícil de encontrar en otro lugar de la tierra la combinación de tradición ancestral y naturaleza en su estado más puro.

Seis de la mañana en la pequeña localidad de Yucay el sol apenas comienza a calentar la tierra mientras las chimeneas lanzan al aire sus esbeltas columnas de humo blanco, señal de que las gentes comienzan un nuevo día en el valle. De las casas emana el aroma del pan recién horneado.

La faena apenas comienza en los campos, rebosantes de maíz tierno. Pronto, el sol levantará su reino en el medio del cielo y habrá que acogerse bajo la sabia sombra de un frondoso pisonay.. Estamos en el Valle Sagrado de los Incas.

Entre los pueblos de Písac y Ollantaytambo, siguiendo el curso del río Vilcanota, se extiende el llamado Valle Sagrado de los Incas. Debido a su extraordinaria fertilidad, ésta fue la despensa del Cusco, así como el asiento de grandes centros ceremoniales y administrativos prehispánicos. A lo largo y ancho de sus montañas y colinas, los antiguos pobladores del valle dejaron evidencias de sus avanzados conocimientos de ingeniería hidráulica y experimentación agrícola: canales, complejos sistemas de terrazas o andenes e intrincadas redes de irrigación, gran parte de los cuales son usados incluso hoy por los pobladores de la región.

MACHU PICCHU

cusco city toursLlegar a Machu Picchu es ingresar en una dimensión distinta. Un lugar donde la mística cobra su verdadero sentido. Construido al parecer para empequeñecer al hombre en medio de una naturaleza portentosa, se dice que el Inca Pachacútec, noveno gobernante del Tawantinsuyo, mandó erigir Machu Picchu como un lugar de retiro, como una fortaleza que impidiera un eventual avance de los antis –pobladores de la selva amazónica que amenazaban al Imperio– o como un lugar dedicado al culto del Sol, habitado por vírgenes reales llamadas acllas. Pero más allá de estas interpretaciones, lo que aún cautiva a visitantes e investigadores es cuál fue el motivo secreto que impulsó a los constructores de este inmenso conjunto a levantar, en un lugar tan improbable entre las montañas, tan maravilloso monumento.

Como guiados por fuerzas sobrenaturales, los constructores de Machu Picchu hicieron un verdadero derroche de habilidades en el diseño de su estructura. La armonía de las rocas, finamente labradas, y la precisión con la que fueron colocadas son hasta hoy objeto de admiración y estudio. Pero lo que llama poderosamente la atención del viajero es la total armonía que existe entre las construcciones y su entorno natural. Cada uno de los recintos está en contacto directo con el mundo exterior, compenetrándose y alimentándose de su energía.

El conjunto fue erigido en el cerro Machu Picchu, “monte viejo” en quechua, a 400 metros sobre el río Urubamba, frente a otro cerro que se le impone como guardián llamado Huayna Picchu o “monte joven”, en cuya cima y laderas también hay restos arquitectónicos.

Destacan dentro del conjunto, el templo de las Tres Ventanas, el Templo Central, la Mansión Sacerdotal, la Tumba Real, ubicada cerca de la puerta de ingreso a la ciudadela, el Templo del Sol y el Torreón, la única construcción circular en todo el conjunto. El Intihuatana o reloj solar, es uno de los principales atractivos del lugar. Una piedra rectangular tallada de forma irregular cuya función propiciatoria alegaba la capacidad de “amarrar al sol”, como su nombre quechua lo indica. Según los especialistas éste lugar, dispuesto en lo alto de una pequeña colina, era el más importante de todo el conjunto arqueologico.